Necesarias y actuales normas de cortesía y educación

El amigo Toni Sánchez Peña nos hace llegar su valioso aporte a las dos entradas que, sobre el tema, “La parte azul del arcoiris” compartió hace algún tiempo con sus visitantes. Como me es imposible, debido a la mala conectividad, publicar los comentarios, resumo los mensajes enviados, en este nuevo capítulo de publicación rápida, para que todos podamos conocerlos y practicarlos:
• A la hora de dirigirte a los demás, emplea un tono amable, suave, algunas personas tenemos el oído más sensible que otras y al alzar la voz, lo único que conseguimos es irritar a la otra persona.
• En la convivencia, tanto familiar como laboral, trata de evitar todo lo que les molesta a las personas que conviven contigo, si todos lo hacemos, la convivencia será más cordial y agradable. Trata a todo el mundo como te gustaría que te traten a ti.
• Cuando otra persona está viendo la televisión, no cambies de canal, o por lo menos no sin pedir permiso previamente.
Necesarios, actuales y apremiantes, podemos ponerlos en práctica de inmediato y transmitírselos a nuestra descendencia. Gracias a Toni por sus importantes mensajes y que no pierda la costumbre de comunicarse con nuestro rincón celeste.

8 de marzo… ¿celebramos?

La mujer profesional, trabajadora y con hijos es el eslabón más débil de nuestra sociedad, me dice un amigo antropólogo. Y tiene toda la razón. Nos llaman la “mujer-sándwich”; algunas somos, además, reconocidas como “cuidadoras”, pues tenemos encima la doble responsabilidad de atender por una parte a nuestros padres envejecidos, quizás jubilados, y por otra a nuestros hijos, quienes aún transitan por la infancia, la adolescencia o la juventud -por tanto, estudian y son completamente dependientes. Por demás, la mujer profesional generalmente está sola, pues su nivel cultural y las capacidades que con tanto esfuerzo y ejercicio de su inteligencia ha desarrollado, le impiden soportar desmanes y humillaciones machistas a las que el común de la sociedad está acostumbrada: infidelidades, griterías, maltratos, abusos. Entonces los costos de la ganancia espiritual se cobran a la salud personal, al no haber pareja que comparta –y no sólo que ayude, como incorrectamente se dice.
Por lo general, no resultamos vanguardias ni apenas destacadas en nuestros empleos (cuando no nos ausentamos por alguna consulta médica o escolar de los hijos, es por nuestros padres o por una misma). Por esa causa tampoco somos estimuladas a través del salario, estimulación que permite sobrevivir con decencia el mes, pues el salario básico se evapora en un par de visitas al agromercado.
Conozco mujeres de 35 a 55 años –las edades más críticas- que no ganan más que como técnico medio (unos 15 dólares al mes aproximadamente) y llevan sobre sus hombros todo el peso de una familia. ¿Qué hacer? ¿Buscar contratos particulares extras y pagar impuestos altísimos? ¿Y cuándo descansar? Para nosotras, el llamado “tiempo libre” no existe.
La Federación de Mujeres Cubanas ha tratado de subvertir esta situación gestionando pensiones y ayudas por medio de la Seguridad Social, incluso para mujeres netamente “cuidadoras” que no pueden incorporarse al trabajo en absoluto por tener familiares muy enfermos, postrados, inhabilitados. Pero nuestra añeja burocracia y la corrupción entre otros problemas, se encargan de ralentar o impedir estos procesos, y seguimos siendo las más perjudicadas de la sociedad.

Las enseñanzas del cólera

Durante mi infancia y mi adolescencia, cuando estudiaba en seminternados y becas – años ochentas del pasado siglo 20-, tuve que hacer autoservicio en varias oportunidades, o lo que es lo mismo, ayudar en la cocina y en el comedor escolar. Repetidas veces me tocó fregar. A muchos no les gustaba pues siempre había un fregadero con una pila o llave de agua hirviendo, donde se restregaban con detergente y luego se enjuagaban las bandejas de aluminio, después de quitárseles los restos de comida. También antes de ingerir alimentos nos podíamos lavar las manos, y después de hacerlo, los dientes. Pero no sólo la higiene reinaba en las escuelas o centros laborales: en el baño de cualquier cine podíamos encontrar un pequeño jabón en los lavabos.
El Período Especial, nombre de la etapa de crisis causada por la caída del campo socialista, nos dejó a inicios de los noventas con una notable escasez de jabón, detergente y otros artículos de limpieza. La higiene se resquebrajó entre los cubanos, quienes siempre fuimos tan jactanciosos de nuestra pulcritud. El problema se extendió, no sólo debido a la influencia del bloqueo externo, sino a la corrupción interna, pues, como se dice en buen cubano: los artículos de limpieza e higiene son aún “material bélico”: caros en las tiendas y escasos por momentos, por lo que “desaparecen” de los almacenes de cualquier escuela o centro de trabajo con relativa facilidad. Con la excusa de que “lo que no mata, engorda”, “de algo se tiene que morir uno” y otras sandeces populacheras de ese tipo, mezcla de ignorancia y desidia, los aprovechados intentaban calmar los reclamos de los “exagerados”, quienes pretendíamos apenas una vida más sana.
Por eso a muchos no nos resultó extraño, aunque sí alarmante, el brote de cólera en nuestra capital a inicios de este año, luego del detectado en Oriente a mediados del 2012, causado por esa bacteria danzante, la que vibra –de ahí su nombre, Vibrión- y que puede llevar a la muerte a cualquier ser humano en menos de 24 horas, sin tratamiento. Fácilmente visible al microscopio, fue detectada muy a tiempo y tratada con potentes y certeros antibióticos, y lo más importante: se ha comenzado a concientizar nuevamente la urgente necesidad de la higiene. Jabones, cloro, detergentes… ¡agua! han reaparecido en centros de enseñanza de todos los niveles y centros laborales de todo tipo, bajo la presión de las autoridades sanitarias. Y las madres y los padres preocupados –“extremistas”, nos llaman algunos- volvemos a ser felices pues nuestros hijos ahora son obligados por sus maestros a lavarse las manos antes de entrar a la escuela, de merendar y de almorzar; y a beber agua hervida. Y se vela por la limpieza constante de los servicios sanitarios. Comportamientos que debieran volver a ser cotidianos y no excepcionales.
Ojalá, por el bien de todos, estas sanas y necesarias medidas se mantengan como costumbre, mediando la vigilancia sostenida de las instituciones encargadas de la salud en nuestro país, aunque logremos dejar atrás exitosamente los tiempos del cólera.

Felicitaciones para Elisa en su cumpleaños 28.

¡Feliz Cunpleaños, Elisa!

¡Feliz Cunpleaños, Elisa!

Para una madre, la vida y la salud de los hijos está por encima de cualquier otra prioridad. No importan los obstáculos que el tiempo y las circunstancias le propongan, muchas veces ella dispone y apuesta siempre por el futuro y la esperanza. Leer el resto de esta entrada »

Los Quince con Arte, fotografías excelentes y gratuitas para la ocasión.

Adolescencia
Adolescencia

De lo sublime a lo ridículo no hay más que un paso, y ese intervalo es el que siempre me disturba cuando pienso en esta tradición cubana y latinoamericana de la famosa fiesta y las fotos de 15, y toda esa parafernalia tras la cual pocas muchachas quedan tranquilas y satisfechas, por el artificio de que son víctimas -según he podido comprobar- después de jugar a ser reinas por un día,  anhelo que se hace anidar en casi todas las niñas desde la más tierna infancia a través de los cuentos de hadas que les relatamos sus madres y demás familiares, donde siempre hay una princesa que triunfará tras muchos avatares y pesadillas. Naturalmente que todas no poseemos la mayor belleza a los 15, algunas antes, la mayoría después. Pero generalmente se impone la costumbre y…

He aquí que el profe Inda (profesor de Fotografía del Instituto Internacional de Periodismo “José Martí“) ofrece una solución que puede resultar para estos días próximos, si nuestras hijas están en tiempo y por supuesto, tienen deseos de pasar por esos momentos, siempre algo inquietantes. Presten atención las adolescentes y sus familias. Leer el resto de esta entrada »

Escuela de Fotografía Creativa de La Habana: “Más de 15”, una original invitación para mujeres de verdad.

Como rosas.

Como rosas.

El profesor de Fotografía Inda me ha enviado esta curiosa invitación que comparto enseguida con ustedes: madres, adultas, hacendosas, trabajadoras, ocupadas, mujeres lindas de todos los días. Resulta que la Escuela de Fotografía Creativa de la Habana invita a las féminas, entre 30 y 50 años, a participar en el Proyecto Fotográfico ¨+ de 15¨ con el objetivo de promover la Fotografía de Estudio de Mujeres. Todas las interesadas podrán participar en la sesión de fotografía que se realizará en el Estudio de la Escuela este sábado 17 de diciembre a partir de las 9:00 de la mañana. La actividad consiste en la toma y edición de una fotografía la cual se entregará a la interesada… ¡totalmente gratis! Leer el resto de esta entrada »

Premio de la CBU a nuestra Campaña por la Lactancia Materna de CMBF: “A lo hecho… ¡pecho!”

La locutora Vivian Espino

La locutora Vivian Espino

La CBU son las siglas de la Caribbean Broadcasting Union, asociación de medios masivos caribeños que propone categorías a premiar, a la cual Cuba pertenece desde hace década y media. Envié nuestro trabajo a la de Mejor Spot de Servicio Público y resultó ganador. Aunque hace dos meses que me lo informaron junto a los demás creadores premiados, en un sencillo acto en el Departamento de Relaciones Internacionales del ICRT, aún no nos han entregado los premios oficiales. No obstante quiero felicitar desde este rincón a quienes hicieron posible este éxito por su profesionalidad y amor, aprovechando que el próximo primero de diciembre es el Día del Locutor. Leer el resto de esta entrada »