“Chari en el balcón”: emotiva referencia teatral a la relación entre padres e hijos adolescentes.

Hoy jueves fue la última función –por el momento- de “Chari en el balcón”, una obra perruna donde se ve reflejada alegóricamente el conflicto humano entre los límites de la libertad de los hijos adolescente y la permisividad de los padres.
La falta de confianza de una madre-dueña en su cachorrita-hija, la vigilancia constante, más el encierro posterior, hacen que la perrita huya con su enamorado y vuelva con tres hijos, pasado el tiempo. Un tiempo donde la madre-dueña agoniza en su tristeza y su desesperación. Como contrapartida, la vecina dueña del gato –llamado Lady al desconocer su sexo, pero reconocido luego sin complejos bajo este nombre- le ofrece libertad bajo un cierto control y no cuestiona sus intimidades e incluso recibe a su descendencia sin deliberar mucho. Dos actitudes contrastantes, tela por donde cortar y cuestiones para meditar.

Chari en el balcón

La perrita Chari

El humor juega un papel fundamental en la dinámica dramaturgia de la obra: un original concurso de géneros musicales harán aparecer al roquero Danger (“peligro” en inglés), caracterizado como un bulldog desaforado y de ronca voz, acompañado por una brillante batería de juguete sobre la cual gesticula a la perfección mientras vocifera su heavy metal ladrante; y al reguetonero Lungo, de lustroso pelaje negro y varias cadenas doradas al cuello, quienes se baten cancionísticamente de la manera más hilarante que uno pueda imaginar, por el amor de Chari. Más tarde se unirán ambos al tercer amigo enamorado, Lobi, para interpretar boleros de bares y cantinas al saber de la huida de su amor.
Una obra para no perderse, e incluso para repetir, pues sobran excelentes actuaciones, insuperables recursos escenográficos y títeres magistrales, todo a cargo de la propia compañía Okantomí, la cual continúa con su empeño de buen arte.

Crónicas de Acualina en la Feria del Libro Cuba 2013, por Ángela Corvea

Acualinas

Niñas disfrazadas de Acualina que conforman el grupo ecológico que ha logrado reunir en torno a este tema la bióloga marina Ángela Corvea.

“El proyecto Acualina fue invitado por la Editorial Gente Nueva a la 22 Feria Internacional del Libro. Cuba 2013 para actuar y mostrar sus experiencias a los visitantes el pasado viernes 22 de febrero en el Pabellón Infantil del Recinto Ferial San Carlos de La Cabaña. Fue una tarde divertida y de mucho aprendizaje.
Los integrantes del Proyecto, a través de canciones y poemas, transmitieron los mensajes ambientalistas de Acualina, y realizaron concursos de preguntas con el auxilio del payaso Darwin. Tanto las niñas y los niños como el público en general allí presentes, pudieron conocer cómo desde nuestra humilde condición de individuos mucho podemos hacer para poner nuestro granito de arena en la protección del medio ambiente: cerrar una llave para no derrochar el agua, apagar una luz innecesaria, echar la basura en los depósitos destinados con ese fin para no contaminar, cuidar los árboles, entre otros consejos.
Todos recibieron pequeños presentes de Acualina como marcadores de libros, calendarios, figuras para armar y recortar, como un recuerdo y un incentivo para ser más responsables ante los problemas que aquejan a la casa común de 7 000 millones de habitantes: nuestro hermoso Planeta azul.”
Agradecemos esta colaboración a la “mamá de Acualina”, como la llaman mis hijos, la amiga Ángela Corvea, quien es colaboradora y visitante asidua de nuestro rincón azul.

“Nuevas Confesiones a un Médico”: ¿un libro para los padres?

Cuando hace algún tiempo el doctor Jorge Pérez Ávila, investigador y médico cubano, y un abanderado en su lucha, inició su saga de “Confesiones a un Médico”, no pensé que el tema prendería tanto por la cantidad de prejuicios que aún existían sobre la infección con el Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH) que provoca el Síndrome de igual nombre (SIDA). Pues todavía hoy mucha gente, tanto homo como heterosexuales, se consideran invencibles frente al mal, bajo el errado punto de vista de “qué va, a mí eso no me toca”, con no sé qué argumentos absurdos. Y miran a la persona seropositiva como un bicho raro: alguien que ha sido castigado o que se equivocó -y cualquiera puede equivocarse, señores.
¿Por qué incluyo este comentario en este sitio dedicado a la infancia? Porque muy aleccionador resulta el segundo volumen “Nuevas Confesiones a un Médico”, acerca de las tempranas edades a las que se infectan por vía sexual los adolescentes y jóvenes; y los errores de crianza, tanto maternos como paternos, que hacen más fácil la adquisición de la enfermedad.
Perdí a un amigo de SIDA a sus florecientes 34 años, y no deseo su suerte para hijos propios ni ajenos. Leamos este texto, que de teque y de lecciones no tiene nada, sino simples y descarnadas vivencias, apenas ejemplos; de verbo puro y duro (tanto que lastima como puñalada por su veracidad cruel); y aprendamos cómo cuidar mejor a nuestra prole. Tengamos mucho dinero o ninguno, condiciones materiales fastuosas o la más mísera pobreza: el amor, la comunicación en todo momento, la claridad y transparencia en las conversaciones, el apoyo y la comprensión, son vitales en el real combate contra el microorganismo que les arrebatará la vida a nuestros hijos si no permanecemos en alerta. Como dice nuestro psicólogo Manuel Calviño: Vale la pena.

Bienvenidos los nuevos animales al Zoológico Nacional cubano

Recientemente nos convocó con mucha preocupación la creadora del proyecto Acualina, Ángela Corvea, ante el envío de animales desde Namibia a Cuba, una notable y variada donación que enriquecería nuestro parque nacional. En el debate participaron biólogos como ella y otros especialistas narrando sus experiencias y ofreciedo sus criterios aceca de la cuestión, con total buena voluntad.
Personalmente recordé cómo en los noventas había que echarle chorros de agua con mangueras a unos famélicos leones para que se irguieran y exhibieran delante de los visitantes. Y también me pregunté cómo humanamente podrían mantener a estos nuevos con vida y salud en un entorno donde a las personas nos cuesta muy cara la alimentación diaria, a pesar de los alimentos que subvenciona el estado cubano, pero que apenas alcanzan para las primeras semanas del mes, mediando bloqueo externo y corrupción interna, y esto no es pecado que no se conozca: se sabe que las madres cubanas somos magas en la cocina.
Nuestros criterios han levantado ciertas ronchas y prejuicios entre algunas personas, quizás mal intencionadas o irresponsables, y nos han tildado de todo menos de ecologistas, que creo sería el adjetivo justo.
Sin embargo, muy explícitas han sido las manifestaciones y evidencias de que “sí se puede”, así que no queda otra alternativa que confiar y desear lo mejor para esos animalitos, y que nuestros hijos puedan disfrutarlos llenos de salud y amor por largo tiempo. En el Zoo de 26 ya se han observado mejoras en su limpieza, alimentación (proceso del cual nos han permitido participar activamente) y condiciones de vida.
Pienso que siempre esta defensa debe ser bien permitida, porque, como me dijo mi hijo: “Si ellos no tienen boca para hablar, ¿quién los defiende, mami?”

Felicitaciones para Elisa en su cumpleaños 28.

¡Feliz Cunpleaños, Elisa!

¡Feliz Cunpleaños, Elisa!

Para una madre, la vida y la salud de los hijos está por encima de cualquier otra prioridad. No importan los obstáculos que el tiempo y las circunstancias le propongan, muchas veces ella dispone y apuesta siempre por el futuro y la esperanza. Leer el resto de esta entrada »

Día del Médico: un café para el doctor.

De la tradición médica en Cuba: Monumento en la Necrópolis de Colón a los Ocho Estudiantes de Medicina.

De la tradición médica en Cuba: Monumento en la Necrópolis de Colón a los Ocho Estudiantes de Medicina, crimen del colonialismo español.

Cuando vamos al médico, siempre tratamos de llevarle algo, aunque sea un pomito de café recién colado o un refresco. Los doctores cubanos generalmente son muy sacrificados, terminan guardias y van para consulta, así sin dormir, pues además de atender sus deberes, cubren a los pacientes de sus colegas que se encuentran cumpliendo misión en otros países.

La Médico de Familia de mi zona una vez tuvo a su cargo ¡cinco! consultorios llenos de pacientes. Estaba flaca que no se veía, y tenía los nervios disparados, pues vive sola con su hijo de edad escolar. Es una mujer arriesgada y muy profesional, que nunca dice NO a su sagrado juramento hipocrático, y se toma los casos de sus pacientes cual si fueran familiares. La gente no tiene mucha consideración con ella: van a tocarle a la puerta a las doce de la noche para saber qué le dio un análisis,  o la interceptan el domingo en la cola del pan, en vez de esperar a la consulta, como debe hacerse. Leer el resto de esta entrada »

Gran 2do. cumpleaños del proyecto “Sueños para contar”, de Yumié Rodríguez.

Gran 2do aniversario de "Sueños para contar"

Gran 2do aniversario de "Sueños para contar"

Este sábado fue el segundo aniversario de una obra a la cual nuestra amiga ha entregado alma y corazón, al igual que Sergio Cervantes, siempre al tanto de la técnica y el sonido, y muchos amigos más que hacen todo lo posible por alegrar a la infancia, desde el Centro Cultural José Martí de la capital cubana, situado en la esquina de las calles 17 y D, en El Vedado, adonde acudimos en familia y hasta con vecinos y amigos. Leer el resto de esta entrada »