Culmina peregrinar de la Virgen de la Caridad del Cobre en La Habana.

Virgen de la Caridad del Cobre en las Siervas, 23 y F, Vedado.

Virgen de la Caridad del Cobre en las Siervas, 23 y F, Vedado.

Como un hecho religioso, histórico y cultural sin precedentes ha sido calificado por entendidos y legos, ciudadanos comunes, este evento que tuvo lugar durante los últimos meses del 2011 para celebrar el aniversario 400 del hallazgo de la imagen de la Virgen de la Caridad del Cobre en aguas territoriales cubanas, cuando fueron salvados de una tormenta los tres Juanes, según narra la tradición, de procedencia blanca, indígena y negra, crisol racial de la nacionalidad cubana.

Virgen de la Caridad del Cobre pasando por el Parque "Mariana Grajales".

Virgen de la Caridad del Cobre pasando por el Parque "Mariana Grajales".

Para los más chicos y también para los no tan pequeños, fue un hecho fascinante, impensable -e imposible, sencillamente- décadas atrás. Para muchos otros fue una comodidad tener a la “madre” en casa, pues el viajar al santuario de El Cobre, allá en Oriente, es una misión tan sagrada como para los musulmanes peregrinar a La Meca. Incluso quienes viven en el exterior aprovechan sus cortas estadías en la Patria y se toman un tiempo para hacerlo. Los deportistas le regalan sus medallas, y los artistas, sus más emotivas obras, sintiéndola como la matriz común de todos los cubanos. Las madres en las iglesias se tomaban fotografías con sus bebés junto a la figura que la representa, como si se tratar de un familiar muy querido y añorado.

Llegada de la Virgen a la iglesia San Juan de Letrán, Plaza.

Llegada de la Virgen a la iglesia San Juan de Letrán, Plaza.

La oportunidad fue única para explicar a los niños un par de cuestiones sobre la historia y la cultura cubanas, de cuando no sólo los mambises veneraron a la Caridad durante las dos guerras, sino que el mismísimo Ejército Rebelde la veneró en plena Plaza Cívica – hoy Plaza de la Revolución- y rindió honores en agradecimiento tras el triunfo del Primero de Enero de 1959, según me contaron mis abuelas. Hechos que, por épocas, han pretendido olvidarse.

El culto a nuestra Santa Patrona, exacerbado en estos tiempos más que difíciles, parte de esa necesidad perentoria que sentimos los seres humanos de protección y amor, lo cual sólo se consigue al abrigo de una madre. Por eso bienvenida ha sido y será Ella en los hogares más humildes de toda Cuba. Un hecho que ha llenado de satisfacción, tranquilidad y paz los finales de este año. Como se dice popularmente y muchos esperan: “Que se repita”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: