Adalberto Medina Castillo, arquitecto y pintor cubano

Adalberto Medina, arquitecto y pintor cubano.

Adalberto Medina, arquitecto y pintor cubano.

Lo conozco casi desde que nací, allá por los tiempos en que mi madre estudiaba, trabajaba y hacía tantas cosas a la vez, que parecía un pulpo. Junto a otros compañeros de carrera se encerraban en el estudio a hacer planos y maquetas. Quizás de ahí nuestra vocación plástica; de verlos constantemente con puntas, dibujando, pintando a tempera, modelando en cartulina, trasnochando hasta el amanecer para luego salir como un bólido llenos de tubos y reglas T hacia la CUJAE, a la Facultad de Arquitectura, a exponer sus trabajos, y luego a recuperar horas en sus centros de labor hasta las quinientas. Sacrificio poco remunerado por sueldos y reconocimiento público, pero una gran satisfacción personal para todos ellos, y un gran orgullo para los vástagos de la estirpe de Leon Battista Alberti.

Retrato, de Adalberto Medina Castillo

Retrato, de Adalberto Medina Castillo

Adalberto Medina Castillo, uno de los mejores amigos de mi madre, y quizás quien más estimuló nuestros estudios de arte, nació en Camagüey en 1944. Primero se hizo Tecnólogo Químico, aunque confiesa que en esa época ya pintaba y ganó distintos concursos en el ámbito estudiantil, algunos nacionales. Luego tomó la carrera de Arquitectura en el curso nocturno para trabajadores, y ahí fue que pasó a formar parte de nuestra familia, pues lo tenemos en calidad de tío o primo.

Anocheciendo, de Adalberto Medina Castillo

Anocheciendo, de Adalberto Medina Castillo

Es un hombre amable, de brillantes ojos verdes, solidario, siempre atento y presto a ayudar en lo que haga falta. Gusta enormemente de los niños y sus ocurrencias, aunque la vida no le deparó la suerte de ser padre. Pero, como dice el dicho, “a quien Dios no le da hijos, el diablo le da sobrinos”, y así, tiene montones. Guarda recuerdos de los vecinitos, de los hijos de sus amigos, y hasta me ha hablado de escribir un libro sobre esas maravillas de la infancia que, por lo que me ha contado, bien valdría la pena.

Primavera, de Adalberto Medina Castillo

Primavera, de Adalberto Medina Castillo

Aquí les muestro varias de sus obras, que ha expuesto en la sede de la UNAIC (Unión Nacional de Arquitectos e Ingenieros de Cuba) y en otras salas expositivas.

Sin título, de Adalberto Medina Castillo

Sin título, de Adalberto Medina Castillo

Gusta de emplear la técnica del lápiz de color sobre cartulina, muy relacionada con la esencia de su carrera, así como acuarelas y temperas. Logra gran armonía y belleza en sus creaciones, nutridas del amplio bagaje de la historia del arte que domina a la perfección. Sus matices brillantes y vibrantes encienden emociones muy intensas y bien vale la pena contemplar sus creaciones por buen rato.

Espero les guste su obra tanto como a la familia. Muchas gracias por visitarle.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: