Leonardo Gell: músico y maestro desde niño.

La pureza de la técnica es relevante en Leo. Foto: Alejandro Palmarola

La pureza de la técnica es relevante en Leo. Foto: Alejandro Palmarola

Esta es una ocasión especial: presento a un amigo que siguió sus sueños desde niño y ha logrado concretarlos muy bien en su adultez, pues a pesar de su juventud ya goza del reconocimiento de sus colegas, maestros y compañeros de trabajo.

Leonardo ha sido el guionista de un programa musical especializado en la emisora donde trabajo, “El Piano”, que sale al aire los sábados a las 3 de la tarde; el cual obtuvo Segundo Premio Nacional en este Festival de la Radio Cubana en la categoría de Música Clásica. Su director es Jorge Pérez Jaime, el realizador del sonido es Rolando Rozabal y los locutores son Yaima Ramos y Yosvani Salgueiro. Pero bueno, no estamos para soplarnos los hombros. Él me concede amablemente sus recuerdos, y son los que comparto en nuestra parte azul.

“De niño nunca pensé estudiar música, aunque sí cantaba muy bien. En mi casa se escuchaban mucho los boleros de Orlando Contreras y César Portillo de la Luz, y mi madre me cargaba en un sillón para enseñármelos. Así pasábamos muchas de las noches en casa. Por aquellos años vivíamos en el barrio de Cayo Hueso y ella quería mantener mi tiempo ocupado en algo útil, y así fue que me matriculó en la Escuela Elemental de Música Adolfo Guzmán, que sesionaba por la noche. De hecho, en las pruebas de ingreso me pidieron cantar una canción y yo canté uno de los boleros de Portillo de la Luz y eso le llamó mucho la atención a las profesoras, porque era muy pequeño para saberme esas canciones: apenas contaba ocho años. Así fue como llegué a estudiar la música.

Otra de las imágenes imborrables de mi infancia es cuando mi madre me ayudó a aprenderme los sonidos musicales en las claves de Sol y Fa. Ella no es músico, pero la profesora de piano le anotó en un papel los nombres de los sonidos, según su ubicación en el pentagrama, y así mi madre me iba preguntando durante las largas caminatas matutinas hasta la escuela. Y no lo hice tan mal, ése fue mi primer examen de música: saqué 98 puntos.

Creo que durante mi infancia se fueron manifestando algunas inquietudes que, con el paso del tiempo, se fueron convirtiendo en realidades desde el punto de vista profesional. Realmente no sé cómo empezó todo, creo que sin proponérmelo, pero al final resultó que mi infancia fue como el mapa de lo que ocurrió después.

Lo primero es que me gustaba mucho escribir poesía o simplemente escribir, y punto. Ya de adolescente, junto a unos amigos creé un mural en el Conservatorio Amadeo Roldán, donde -entre otras cosas- hacía crónicas y comentarios sobre los conciertos que sucedían en la semana. Con el tiempo me dieron la posibilidad de escribir comentarios críticos para el Programa “Agenda Cultural” de CMBF Radio Musical Nacional, y el Sitio Web en Internet de esta emisora. Eso desembocó en colaboraciones constantes con los periódicos Granma y Juventud Rebelde, el Boletín Electrónico “Los que soñamos por la oreja”, la Revista “Música Cubana” de la UNEAC y la Revista Matanzas, entre otras publicaciones.

Desde muy pequeño la dirección de la escuela de música me llamaba para tocar en cuanta actividad aparecía. Yo, que siempre he tenido facilidad de palabra, lo mismo hacía de animador, tocaba, cantaba y me acompañaba al piano, y hasta llegué a formar un trío con dos compañeritas de la escuela. Era un trío de violín, flauta y piano nombrado ILI, por las iniciales de cada uno. Eso se ha reflejado luego cuando, a partir del año 2005, empecé mi carrera profesional manteniendo una programación de conciertos muy cargada. En un mes he llegado a tener hasta ocho presentaciones y, aunque mi padre me critica a menudo por ello, casi siempre hablo al público al término de los conciertos, porque me gusta comunicarme con la palabra también. Para más coincidencias, desde el año 2007 tengo una agrupación llamada Trío Concertante, conformada también por la clarinetista Dianelys Castillo y el violinista Fernando Muñoz.

 Otro de los reflejos de mi infancia en mi vida actual está relacionado con la pedagogía. Tengo varias tías que fueron y son maestras, también una prima, y mi padre fue alfabetizador con doce años. No sé entonces si viene por la vía familiar, pero siempre he tenido una clara vocación pedagógica. Cuando apenas estaba en tercer grado, cada vez que la profesora de mi grupo faltaba por alguna razón, la profesora de la otra aula me enseñaba cómo dar las clases del día y era yo quien impartía las materias. Así, hasta que, terminando la primaria, gané el Gran Premio de la Jornada Pedagógica con una clase de Lengua Española a estudiantes de cuarto grado. Incluso, en la escuela querían que siguiera la carrera pedagógica y no la de música, porque decían que tenía mucha vocación para ello. Luego, imbriqué ambas profesiones como profesor de música y me siento muy feliz de tener alumnos premiados en concursos de música de cámara, mientras impartía esta especialidad en el Conservatorio Amadeo Roldán.

De niño siempre fui dirigente de la escuela y me encantaba organizar actividades y esas cosas. Luego, desde que ingresé en el Conservatorio Amadeo Roldán decidí emplear ese tiempo  a organizar festivales de música para promover a los jóvenes talentos de mi generación y para reanimar el ambiente cultural que se había perdido en el conservatorio. Fue así que fundé y presidí el comité organizador del Festival “Carlos Fariñas” de música cubana (2003 y 2005), las Temporadas de Conciertos del Conservatorio “Amadeo Roldán” (dos ediciones en 2003) y el Concurso y Festival de Música de Cámara “Amadeo Roldán” (2005, 2006, 2007 y 2008); además de colaborar como miembro del Comité Organizador del Festival Internacional de Música Contemporánea de La Habana (desde el año 2003), organizado por la UNEAC.

Lo único que he abandonado un poco es cantar y acompañarme a la vez, aunque de vez en cuando me pongo en casa a recordar aquellos boleros que interpretaba de niño”.

Siempre es grato recordar lo bueno que hacemos en la infancia, ¿verdad? Agradecemos mucho a Leonardo Gell estos recuerdos compartidos y le deseamos todos los éxitos del mundo en sus próximas y futuras presentaciones, como concertista y creador.

Anuncios

11 comentarios to “Leonardo Gell: músico y maestro desde niño.”

  1. eddie mora Says:

    Que alegría saber de este excelente músico por este medio.
    Gracias

  2. Estuardo Hernández Says:

    Muchos éxitos Leonardo! De verdad que ya has hecho muchas cosas y todavía estas joven. Saludos desde Guatemala!

  3. Pablo Alvarado Says:

    Felicitaciones Hermano, ya eres un referente de la música cubana. Un abrazo. Pablo

  4. María Clara Vargas Cullell Says:

    Para los organizadores del Concurso Internacional de Piano “María Clara Cullell”, que conocimos a Leonardo siendo adolescente, ha sido sumamente emocionante verlo madurar musicalmente de manera extraordinaria. Te deseamos lo mejor en tu carrera profesional.

  5. Marcos Madrigal Says:

    LEO ERES UN GRANDE!!!!!!!!! Y estoy seguro de que continuaràs cosechando grandes èxitos!!! Un Fuerte Abrazo

  6. Antonio Stirn Says:

    Hola Leonardo, me ha alegrado mucho saber más sobre tu historia, me alegro también que hayas podido realizar tantas cosas hermosas. Tu paso por Mendoza con tus amigas fue breve, pero tengo un lindo recuerdo de Ustedes, si Dios quiere nos vemos en Noviembre en Buenos Aires.
    Te deseo lo mejor y espero que sigas emprendiendo proyectos tan importantes y significativos.
    Un abrazo!!
    Antonio Stirn

  7. Marvin Camacho Says:

    Un abrazo desde Costa Rica, muchos músicos de mi país admiramos tu calidad de músico y tu calidad como persona. Adelante amigo y hermano aun queda mucho camino por recorrer.

  8. TU PROFE Says:

    A QUIEN HABRAS SALIDO?
    PARA ALGO SOMOS EL TU Y EL YO
    DESDE QUE TRE CONOCI SABIA QUE TENIAS TALENTO PARA TODO LO QUE TE EMPEÑARAS EN HACER
    LO QUE NO SABIA ERA QUE TE IBA A QUERER TANTO Y QUE IBAS A SER MUY IMPORTANTE
    TE DESEO TODO LO MEJOR DEL MUCHO PORQUE TE LO MERECES POR LUCHADOR Y POR TALENTOSO
    TU YO

  9. Leonardo Gell Says:

    Amigos todos:
    No saben cuánta alegría me han dado con sus mensajes. Mis ojos se bañaron un poquito… Cada uno de ustedes, como buenos amigos, tienen un lugar especial para mí. GRACIAS!!!!
    Gracias Alina, por este regalo y la oportunidad de reencontrarme con mis amigos de tantos lugares.

  10. Alina I. R. Says:

    A todos, bienvenidos y muchos saludos.
    Gracias por este lindo foro de músicos en mi blog.
    Nunca pensé que resultaría de esta manera.
    Ha sido una grata sorpresa.
    Noi pierdan la costumbre.

  11. PALMAROLA Says:

    Eso y más te mereces!!! Eres un genio y un gran hermano, TE ADORO
    Tu mejor fotógrafo 😉


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: