Feria del Libro, sí… pero ¿y las bibliotecas?

Escogiendo lecturas

Escogiendo lecturas

Llegan mis hijos rebosantes de alegría de la escuela.

-¡Mami, por la tarde tuvimos Biblioteca!

-¡Qué bueno! ¿Y qué libro leyeron?

-Ninguno, la bibliotecaria nos puso a jugar….

En la biblioteca Rubén Mtnez Villena

En la biblioteca Rubén Mtnez Villena

Me quedé espantada. Cuando niña, en la escuela Ormani Arenado, teníamos una biblioteca fabulosa, con una bibliotecaria al frente, más fabulosa aún: una mujer de gran cultura e imaginación cuyo nombre desgraciadamente no logro recordar, que nos llevaba de viaje por el mundo con sus lecturas. Luego hacía peguntas y nos instaba a comentar, nos hacía participar en los concursos “Sabe Más Quien Lee Más”, y, en conclusión, nos inculcaba la lectura más que como camino a la sabiduría, como aventura: algo que a los niños les encanta.

Ahora pasa la Décimo Novena Feria Internacional del Libro con Rusia como país invitado de honor y un sinnúmero de publicaciones para infantes…. Infantes cuyos hábitos no son estimulados generalmente por la escuela, a veces menos en casa. Los padres prefieren sentarlos frente al televisor o en hataris y juegos de máquina, en vez de hacerles el hábito de leer. La imaginación se declara en bancarrota.

Aunque en el hogar no existieran esas costumbres literarias, es la escuela el principal paladín en ello, pienso yo. En ella está ese tesoro que es la biblioteca escolar. Cierto es que muchas han mermado, han sido robadas, descuartizadas, en aras del comercio ilícito que cobró auge durante la década del 90, lo cual, sabemos, se mantiene. El volumen “La Neblina del Ayer”, novela del escritor y periodista cubano Leonardo Padura Fuentes, constituye una pormenorizada ilustración de la piratería que ha ocurrido y sigue ocurriendo con el patrimonio literario de la Nación, sea su vertiente histórica adulta o la fantasía infantil, pues la calidad literaria no se mide en públicos ni temas. Y a propósito de Rusia y la Feria, he visto vender anteriormente los libros infantiles soviéticos de nuestros tiempos a precios exorbitantes en ciertos lugares, títulos que a muchos les sonarán conocidos y que eran muy gustados en nuestra niñez, como “Ana y la Estrellita”, “Daniel y el Seldi”, “Se ha perdido una niña”, entre otros.

La biblioteca escolar cubana necesita revitalizarse y funcionar. A veces nos piden libros a los padres, ha ocurrido en más de una ocasión. Pero yo pregunto: ¿para qué? ¿Realmente irán a parar a los anaqueles del local? Y luego de instalarlos ¿serán leídos y disfrutados por los niños? Vemos que no. Por otra parte, la carrera de Bibliotecología existe en la Universidad cubana, y la graduación de la misma exige deberes también. Bien sabemos que cualquiera no es bibliotecario, y en ello, como en todo, debe ir la vocación.

Sería bueno dedicar una Feria del Libro cubana, alguna vez, a ese castillo mágico que debe existir dentro de toda escuela primaria: la biblioteca escolar.

Anuncios

Una respuesta to “Feria del Libro, sí… pero ¿y las bibliotecas?”

  1. Eva G. Says:

    Hola, este es el único lugar de la red en donde encontré el título del libro favorito de mi niñez: Ana y la estrellita, mismo que desgraciadamente, de mano en mano y de generación en generación acabo por perderse en mi familia. Tu no sabrías ¿quién es el autor? Me encantaría volverlo a tener.

    Gracias,

    e-


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: