“La saga de la Gloria City”, de Enrique Cirules, en edición de Gente Nueva.

La Saga de la Gloria City, de Cirules.

La Saga de la Gloria City, de Cirules.

Una encomiable historia de amor, triste, dolorosa y digna de ser llevada al cine -más que a una rala telenovela- es el tema de la obra literaria del cubano Enrique Cirules, edición del año 2007 que corre por Gente Nueva.

El escenario se sitúa en los primeros años del siglo veinte, en el Camagüey; adonde las promesas de una mejor vida y engañosos sueños de mejoría económica, llevaron a suelo cubano a centenares de campesinos norteamericanos y sus familias; con el afán  de la metrópoli estadounidense de colonizar nuestro territorio. La Cuban Land y otras compañías financiaban el proyecto, y como mismo lograron variados asentamientos, los barrieron más tarde, durante la crisis de entreguerras, en contubernio con las entonces autoridades republicanas de la Isla, Menocal al frente.

En el corazón de un tormentoso marco social transcurre la vida de Amy Nielsen, llegada con siete años a Cuba al amparo de su madre y en búsqueda de su padre, quien había sido víctima de los cantos de sirena acerca del portentoso establecimiento de colonos en la región central de Cuba.

De muy niña cae atormentada por un amor intenso y trágico hacia un adolescente descendiente de mambí. Y este será el motivo y eje dramático de una historia hermosa y cruel, donde estos dos seres se alejarán y encontrarán sucesiva y agitadamente, hasta el final de la obra, ya pasados varios años e infinitas peripecias.

La narración trascurre de manera magistral, ni por un segundo decae el interés en la saga, como bien nombra el título de la obra a la bella fábula. Diversos y pintorescos personajes acompañan la vida de la joven y del resto de los protagonistas, caracteres distintos serán dibujados con gran profundidad psicológica, lo cual moverá al lector al rechazo o la aceptación plena, e incluso a la identificación con los mismos. Poco se dice físicamente de ellos: apenas unas justas pinceladas hacen de la descripción una acertada arma dramatúrgica para mover acciones y sentimientos, tomar determinaciones o cambiar pareceres.

Enrique Cirules se nos revela un maestro del género; sutil o evidente, logra del lector su fidelidad y seguimiento. Para la adolescencia soñadora o para la juventud analítica, es este un libro acertado, y muy adecuado para adicionar como lectura complementaria a los curiosos de Historia de Cuba, e incluso, de Historia de Los Estados Unidos. Para los adultos, constituye una excelente novela, disfrutable de inicio a final, cuya lectura deja el sabor apasionado que pide la repetición en cuanto haya una nueva oportunidad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: