Canciones de nuestra infancia (II)

 

Jugando y cantando

Jugando y cantando

Desde pequeñita me quedé, me quedé

Algo resentida de este pie, de este pie.

Y si lo soy, lo soy: una cojita.

Y si lo soy, lo disimularé, sí, sí.

Nuevamente recordamos canciones de nuestra infancia; algunas, mal cantadas, como ésta anterior, donde se yerra mucho con la palabra “resentida” y también con “disimularé”. Tuve la dicha de conocer a ciertas viejecitas que se las sabían bien de su niñez, transcurrida allá, por los fines del siglo XIX, y supe de los originales. Este juego en específico, se baila en pareja, con los brazos contrarios enlazados, y se dan vueltas en el lugar o se pasa por entre dos filas de niñas, siempre brincando en un solo pie.

Cada vez que nos reunimos por los cumpleaños de los hijos o las fiestas escolares, los padres y las madres las recordamos y enseñamos a los chicos. Pues para lástima nuestra, poco tiempo se dedica en la escuela a conservar este llamado “patrimonio intangible”, relativo a la niñez. Lee el resto de esta entrada »

Anuncios