Literatura infantil…. ¿cubana?

"Nacimiento de Venus" a lo cubano, obra de Crispín

"Nacimiento de Venus" a lo cubano, obra de Crispín

Cada noche hogareña, cuando administro a mis críos sus dosis literarias previas al sueño, pienso en el proceso de creación de las mismas, ya que he tenido el privilegio de pasar por ello; e imagino los pasos de revisión y edición, de reconstrucción y publicación. Y no sé por que me vienen a la mente tantas ideas que, pienso, debo compartir; para saber si hay alguien más que considere válidas estas urgentes preocupaciones.

Hace algunos años, en Ferias Internacionales del Libro y otros eventos literarios, tuve la oportunidad de adquirir libros escritos para la infancia, de una –a mi modesto juicio- excelente colección argentina de la editorial Colihue, llamada El Pajarito Remendado, a quienes mis hijos bautizaron con el gracioso e identificativo título de “los libritos azules”. A la primera lectura se convirtieron en sus preferidos y, aunque yo les hacía una traducción sobre la marcha al castellano-cubano (pues estaban en castellano-argentino), se observó siempre que la persona detrás de esas delicadas creaciones era alguien que tenía un niño dentro. Lo más significativo es que no mediaba en ellos ninguna concesión lingüística ajena al país de origen, y sin embargo, eran universales en sus temas, acciones y situaciones. Entonces recuerdo aquella frase que mencionara en una ocasión la amiga Alicia Esain, argentina, por cierto: “Pinta tu aldea y pintarás el mundo”. El autor es uno de los mejores escritores de todos los tiempos, y tampoco nunca hizo concesiones a su ruso natal: el gran Tolstói.

Sin embargo, a medida que pasa el tiempo, ocurre algo singular en nuestra literatura para niños. Voy leyendo y me hablan de manzanas, peras, setas. Más adelante dice “colegio” en vez de escuela. Y así se va “enredando la pita” de algo que podía escribirse muy sencillamente, muy cubanamente; y mis hijos me preguntan qué es la pera, y qué es un colegio. Y comienzan los “ruidos en el sistema”. La comunicación, más que entorpecerse, se empaña. Porque también duelen el rechazo y la extranjerización de ambiente y cultura, y quitan las ganas de seguir leyendo, a pesar de la ética que me impide la protesta porque los autores son tan o más entendidos que yo; y de pronto puede parecer que los libritos azules, ajenos y magníficos, son más deseados que estos de acá, a los cuales (vergüenza debía dar) debo hacer traducciones del castellano- no-sé-qué al castellano-cubano; siendo ellos mismos, nuestros…. Qué galimatías, ¿no?

Leyendo

Leyendo

En una Feria pasada, durante la Merienda de Locos, el director de la editorial Gente Nueva, Enrique Pérez Díaz, mencionó el tema de hacer una literatura para niños más universal en la Cuba de hoy. No traigo este comentario para hacer acusación alguna, sino al revés: pienso que apoya la idea de Tolstoi. Miremos atrás y veamos a Dora Alonso con su familia pintada de añil bordeando la costa matancera en una carreta; el padre de los niños con su sombrero de guano criollo, muy azul; azuzando el caballo. Ahí está Mirtha Aguirre con sus Juegos y otros poemas, hablándonos de tomeguines y zunzunes, de arrieros y lomas llenas de palmas. Y el gran cuentero, Onelio Jorge Cardoso, con su caballito blanco, inmortal sueño infantil de cualquier cubanito de ayer y de hoy. ¿Por qué hablar como peninsular, argentino o mexicano, cuando somos cubanos? ¿Por qué, con tantas frutas sabrosas conocidas por los lectorcitos (mango, mamey, guayaba, fruta bomba, platanito, anón, chirimoya, guanábana, naranja) tenemos que invocar la lejana y costosa manzana? ¿Por qué, en vez de bodeguera o dependienta, leemos “verdulera”, cuando los cubanos nunca hemos hablado así de la trabajadora del agromercado? Si los pequeñines argentinos no gustan de leer sobre las “sabanas” sino sobre la pampa, nadie tiene derecho a hablarles en cubano. Lo mismo sucede al revés. Hagamos una literatura para la infancia que identifique a nuestro pueblo. Sólo así será realmente universal.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: