Una escuelita para pensar

“A todas mis maestras, sobre todo a aquellas que me dieron cocotazos, pellizcos, cintazos, y que, obligándome a repetir sin razonar, sembraron en mí la maravillosa rebeldía que enseña a pensar”.
Así escribe Enrique Pérez Díaz en las primeras páginas de uno de sus libros. Hay más dedicatorias, todas loables, pero esta en específico es la que resume el asunto y la razón de ser de Escuelita de los Horrores, volumen publicado en 1999 por Ediciones UNION, de la UNEAC, dentro de la colección Ismaelillo, en edición financiada por el Fondo de Desarrollo para la Educación y la Cultura. El libro contó además con el trabajo de edición de otro joven lucero de la literatura cubana, la escritora y filóloga Ena Lucía Portela.
Atrapa desde el inicio, chispeante y vivo como el protagonista de 11 años que pudo ser el propio autor, multiplicado hoy en sus lectores de edades aproximadas, quienes se deleitan con cada anécdota y criatura que aparece. Una historia donde los personajes son niños comunes, de botas ortopédicas, aparatos odontológicos, espejuelos “fondo de botella”, narices deformes, cabellos ralos. Historia plagada de alusiones intertextuales, humor, ironía, medievalismo, con el objetivo de hacer pensar en los derroteros de la actual educación institucional infantil y juvenil en cualquier parte del mundo.
Para quienes somos hoy ya adultos, es un recuerdo seguro y la memoria atenta al presente, para no repetir los mismos errores. Los maestros buenos apenas alzan la voz, y su enseñanza es tan disfrutable como el mejor de los paseos. Con un buen maestro no hay alumno holgazán, entretenido o perdido. El magisterio es un arte que requiere de talento, don tan necesario y evidente en cada profesión como en esta de escritor, donde Enrique Pérez Díaz se luce desde el protagonismo de su héroe y captura el corazón del público lector menudo -y no tanto- que lo admira y lo sigue.
Anuncios

Una respuesta to “Una escuelita para pensar”

  1. Ali Says:

    ¡Ah, ese libro debería andar porArgentina, así podrían reflexionar sobre sus práctica docente algunas colegas mías!


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: