El Día de la Danza

Niña danzando con un aro.Hoy es el día de quienes amamos la danza en toda su magnitud.  Pues, ¿qué ser humano no se siente emocionado ante un ritmo, una melodía, una armonía, un timbre; y los pies, o las manos, o la cabeza, se van tras él?

Los más mesurados marcan el compás en pleno teatro ante una sinfonía de Wagner o Chaikovski, o ante la alegre y jovial Pequeña Serenata Nocturna (Eine kleine Nachtsmusik), del genial Mozart. Los más desinhibidos se van al suelo ante la movida conga de los guaracheros de Regla, o las coloridas comparsas bejucaleñas y trinitarias.

Pero todo es danza. El ser humano la descubrió desde que supo su cuerpo, instrumento para marcar el compás. Al inicio fue mágica en su intención, relacionada con la obtención perentoria del alimento. Se danzaba antes de proceder a la cacería que le daría de comer a los hijos. Se danzaba por un motivo de supervivencia, imitando a los animales que luego morirían a sus manos para perpetuar su especie. La danza era parte intrínseca de la misma vida humana.

Y aún hoy el ser humano no puede vivir sin bailar. Incluso quien no posee el sentido del oído o la vista, siente en su interior los infrasonidos de la música, del aire, del canto de los pájaros, y mueve el cuerpo a su ritmo. La danza es motivo de alegría, o vía para calibrar la más grande de las tristezas. Recordemos la desgarradora escena final de Giselle, que no pocas lágrimas arranca a algunos amantes, acompañada de un sobrecogedor crescendo musical. La danza es arte, sentido hasta la médula de los huesos, por mucha técnica que lleve implícita en su ejecución.

Los más pequeños sienten la danza como un instinto. ¡Cuántas veces no repetimos al niño preescolar que no debe moverse al marcial ritmo del Himno Nacional! No se trata de una burla, es simplemente un sentido básico humano que hay que entrenar para cada ocasión. Porque bailar es también un comportamiento social que posee sus normas, a veces estrictas, en dependencia del contexto.

Por eso… ¡dancemos, dancemos siempre! Bailemos para decirles a otros pueblos cómo sentimos, para mostrar a nuestro público la técnica más depurada que hemos alcanzado, para llevar a todo el mundo los sentimientos de la propia existencia. Sin baile la vida sería descolorida y rígida. Bailemos como el Planeta, que gira completo en 24 horas en un fouette infinito. Como el Sol, como la Galaxia… ¡Es el Día de la Danza!

Anuncios

Una respuesta to “El Día de la Danza”

  1. rakhshandabelly Says:

    Me encanta la alusión final que haces al decir que el mismo mundo y el universo entero danza, siempre se mueve al mismo compás


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: