Lactancia materna: información o recordatorio para las que “esperan”.

Lactancia materna, desde el principio.

Lactancia materna, desde el principio.

En Cuba se nos estimula a las madres para que demos el pecho a las criaturas hasta los seis meses exclusivamente. Muchas no pueden seguir esta pauta debido al tiempo, a la hora de incorporarse al trabajo, o a problemas de alimentación o nutrición; otras no desean lactar, más por prejuicios y presunciones falsas que por otras causas. Traigo algunas reflexiones al respecto.

Para asumir la lactancia materna, desde antes del parto deberemos estar preparadas mental y físicamente, dispuestas para lactar a nuestro hijo. Para ello revisaremos los pechos y comprobaremos que todo está en condiciones, pues hay fenómenos como el llamado Pezón Invertido, que debe ser corregido desde el séptimo mes de embarazo con mecanismos de succión artificiales (con la extraedera manual o eléctrica, por ejemplo), para evitarle problemas al bebé.

La lactancia materna debe ser exclusiva hasta los seis meses.
La lactancia materna debe ser exclusiva hasta los seis meses.

La lactancia comenzará de inmediato, tras el parto o cesárea. Deberemos ingerir abundante líquido y sobre todo, agua, con frecuencia. Los alimentos consumidos serán saludables, y de tener que utilizar medicamentos deben evitarse los que posean contraindicaciones como el Metronidazol, el Diazepam, la Aspirina, y otros que pasen al niño a través del pecho. Si padecemos de dolores de cabeza o posturales, lo ideal es la Duralgina. Una lactancia materna óptima requerirá de estos sutiles cuidados.

Recordemos al efecto las ventajas de la lactancia materna.

  • La leche humana no necesita preparación previa.
  • El bebé decide cuándo y durante qué tiempo necesita lactar.
  • Es de fácil absorción y digestión.
  • Evita o retrasa la aparición de cuadros alérgicos al ser de la propia especie (entiéndase asma, erupciones, cólicos).
  • Como es una leche completa en elementos nutritivos, el bebé estará bien alimentado y nutrido exclusivamente a pecho hasta los 6 meses de nacido.
  • La leche materna contiene sustancias que protegen al bebé de las infecciones, por lo cual puede verterse de ser necesario en ojos y oídos como cura o limpieza de estos órganos, así como aplicarla sobre la piel afectada.
  • Su alto contenido de anticuerpos protege al bebé incluso de infecciones que posee la madre, evitando su traspaso de ella al niño.
  • La leche materna evita la constipación intestinal del recién nacido.
  • La succión del pecho proporciona un desarrollo armónico de los músculos faciales del bebé, siempre que se realice de la manera adecuada, en posición cómoda y correcta e introduciendo hasta la aerola en la boca del bebé, para evitar los gases.
  • Los niños que lactan tienen menos riesgos de enfermar y fallecer, y como tienen el apoyo y calor de la madre serán más seguros y tranquilos del cariño y la confianza maternales, por la mayor comunicación que proporciona la postura de amamantamiento.

A veces se subvalora  la importancia de la leche materna en favor de fórmulas artificiales. Sin embargo, es la opción ideal pues transita y madura a la par de las necesidades del bebé.

Seis meses a pecho y puede que más....
Seis meses a pecho y puede que más….

El calostro es la primera secreción láctea que se produce inmediatamente después del parto y hasta 4 o 5 días. Su color es amarillo, es una leche muy concentrada, por lo que a pesar de su escasez basta para alimentar al recién nacido. El color amarillo se debe a su densidad y a su alto contenido de beta caroteno, así como a una gran cantidad de minerales y vitaminas liposolubles, es decir, disueltas en grasas. Contiene tres veces más proteína que la leche de vaca, es rica en anticuerpos y facilita la expulsión del meconio por el bebé, limpiando sus vías digestivas.

Aproximadamente al décimo día posparto, la leche materna es madura. Los alveolos entonces producen una primera leche con poca grasa que se va acumulando en los conductos y colectores. Esta es la leche llamada aguada o rala y está destinada a calmar la sed del niño, por eso se recomienda no dar agua durante los meses de lactancia materna exclusiva. Cuando el bebé toma esa primera leche antes de cada sesión de alimentación, estimula con su boca la piel de la areola y en pocos segundos la glándula hipófisis de su madre segrega dos hormonas: prolactina y oxitocina. La prolactina estimula la producción de leche y la oxitocina la expulsa hacia los conductos y colectores del seno materno. El reflejo de expulsión se produce segundos o minutos después de iniciarse la sesión de alimentación del bebé y es la leche más abundante en grasas y proteínas. Interesante proceso de la maternidad que hace de la leche humana la ideal para su propia especie.

A las mujeres nos otorga una facilidad increíble que extrañaremos a la hora de comenzar a preparar biberones y comiditas. Una de mis hermanas lactó a su hijito hasta los nueve meses casi, y una prima (doctora, por cierto) lactó al niño hasta los dos años, y son “troncos de muchachos”, como se dice por ahí.

About these ads

Una respuesta to “Lactancia materna: información o recordatorio para las que “esperan”.”

  1. Elida Rosa Says:

    Lacté mis niños hasta que ellos quisieron, ambos son sanos y fuertes. Recmomiendo a todas las mamás que no vivan los prejuicios, son puros prejuicios. La no lacrancia no es lo que mantiene los senos erguidos.


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 33 seguidores

%d personas les gusta esto: